[2013] Máximo Climent, Director de la Academia RYTMUS

¿En qué año y como nace la Academia de música y danza Rytmus? Con la inquietud de crear una nueva oferta educativa que cubriera las carencias de las bandas de música y del conservatorio, en Septiembre del año 2000 inauguramos el aula de música y dos años más tarde iniciamos las clases de danza, ampliando nuestras instalaciones en marzo de 2005.

Rytmus es hoy un centro multidisciplinar de música, danza y teatro referente para otras escuelas y pionero en actividades.

¿Cuándo decides instalarte en el barrio? Hace casi 15 años había poco negocio en la zona pero desde el primer momento sabía que este barrio tendría grandes posibilidades de expansión y dinamización. Hoy ya es una realidad.

¿Qué ofrecéis en Rytmus? Nosotros ofrecemos clases de música, de todo tipo de instrumentos musicales clásicos y modernos, formación en todos los estilos de danza: ballet, funky, flamenco, oriental, baile de salón, etc. y desde hace tres años también clases de teatro.

Abarcamos todas las franjas de edad con programas específicos de estimulación artística para niños de 2 y 3 años, talleres instrumentales a partir de los 3 años, el prestigioso método Suzuki, y programas adaptados para adultos, tanto en música como en danza. Además nuestra programación está llena de actividades complementarias a lo largo del curso donde nuestros alumnos complementan su formación participando en diferentes agrupaciones: orquesta, grupos musicales de pop-rock, Jazz-swing, percusión, coro, ballet…

¿Tus comienzos en la música, cuéntame algo? Mis padres me inculcaron la pasión por la música y desde muy pequeño me dieron la posibilidad de crecer con ella en la Música Nova de Xàtiva. Con 8 años realice mi primer concierto subido en unas cajas de madera para poder ver al director. Gracias a ellos hoy puedo vivir y disfrutar de la música, llevando adelante mis propios proyectos.

¿Dada la situación económica cómo va la cosa? La situación económica es difícil para casi todos. Pero por suerte para la sociedad todavía son muchos los que creen que los estudios artísticos no son solo un entretenimiento sino una opción educativa seria y porque no, una opción profesional. Gracias a ellos seguimos trabajando con toda la ilusión.

¿El fuerte de la academia es la música o la danza? Dedicamos todos los esfuerzos posibles a las dos, aunque en nuestra ciudad sigue siendo mayor la demanda de estudios musicales.

¿Estudiando en tu academia, hasta qué nivel se puede llegar? El nivel lo marca el alumno según sus inquietudes y su capacidad de trabajo. Nosotros ponemos a su disposición los medios materiales y humanos, con profesores de gran nivel y le acompañamos hasta su meta sea amateur o profesional.

Estamos inmersos en una crisis ¿Cómo lo ves desde tu punto de vista como empresario y profesor? La situación es la que es y aunque no somos nosotros quienes la hemos originado, si que somos los responsables de poderla aprovechar para crecer y mejorar. Quejarse sirve de poco, es mejor analizar las circunstancias y a partir de ahí tomar la iniciativa, ser creativo, innovador, renovarse. Nadie lo hará por ti.

Nosotros siempre nos hemos esforzado por dar el máximo nivel.

A nivel de Xàtiva ¿Cómo ves el comercio? Aunque no soy yo una persona experta en comercio, creo que los poderes políticos y macro-económicos nos han metido el miedo en el cuerpo a perderlo todo y por ello hemos disminuido el consumo, por lo tanto, el comercio ha decaído. Además en estos últimos años y coincidiendo con la crisis, los impuestos y los gastos para mantener nuestros negocios, han aumentado considerablemente. Creo que ante la ausencia de apoyos que potencien los buenos negocios, debemos buscar soluciones entre nosotros apoyándonos y dando valor a lo nuestro.

¿Hasta dónde quieres llegar? En estos trece años hemos conseguido que muchos de nuestros alumnos realicen estudios profesionales en conservatorios, aprueben oposiciones, canten o toquen en grupos de jazz o rock, trabajen en orquestas o ballets, o tengan la oportunidad de participar en los diferentes espectáculos y grupos musicales que hemos creado. Por tanto nuestra meta es seguir trabajando intentando hacer bien las cosas para mejorar la calidad de nuestras clases y actividades artísticas.

Ánimo Máximo, tenéis todo nuestro apoyo y, como ya es habitual, seguiremos colaborando con vosotros en el Carnaval y si se presenta, en lo que queráis. Necesitamos empresas que hagan bien su trabajo si queremos salir de ésta.