¿Sabías que…? Jaime de Aragón “Conde de Urgel”

Ante la imposibilidad de encontrar, o quizás no existe, ninguna imagen del Conde de Urgel, aportamos dos imágenes que tienen que ver con nuestro protagonista de hoy: la imagen de la calle que lleva su nombre y la mazmorra del castillo de Xàtiva donde murió.

Jaime de Aragón era hijo de Pedro, conde de Urgel. Casado con Isabel de Aragón, hija de Pedro IV el Ceremonioso. Jaime, como bisnieto de Alfonso IV, rey de Aragón -y emparentado por tanto, en 5.° grado de la línea colateral, por vía masculina, con Martín I el Humano- fue principal pretendiente al trono a la muerte del último monarca de la casa catalano-aragonesa. Durante el “Interregno” maquinó en favor de su candidatura hostigado por su madre Margarita de Monferrato y por algunos de sus seguidores, entre los que se contaba el noble aragonés Antón de Luna, si bien el asesinato a manos de este último del arzobispo de Zaragoza (en junio de 1411) le hizo perder la confianza de los catalanes que le habían seguido hasta entonces, así como la de muchos aragoneses arrastrados a su causa por el de Luna. Así sus derechos, antes ampliamente apoyados en Cataluña, no fueron reconocidos en el “Compromiso de Caspe”. –Los participantes en el Compromiso eran tres representantes por cada reino peninsular de la Corona: Aragón, Cataluña y Valencia. Sin embargo, finalmente, las personas que más influyeron para hallar la solución a este problema sucesorio fueron los aragoneses Berenguer de Bardaxí, jurista, Don Pedro de Luna (Benedicto XIII) y el valenciano San Vicente Ferrer.– Tras la proclamación de Fernando I el de Antequera como nuevo rey, Jaime se sublevó contra éste, contando, entre otras, con la ayuda inglesa. Sometidos sus últimos reductos -Balaguer y Loarre (1413)-, el último conde de Urgel salvó la vida merced a la intercesión de su propia esposa, pero fue condenado a prisión perpetua, y recorrió varias prisiones hasta fallecer en la mazmorra del Castillo de Játiva.