Breve historia de Xàtiva

La historia de Xàtiva es impresionantemente extensa y rica, que data de 40.000 años atrás en el Paleolítico Medio cuando el Hombre de Neanderthal vivía en el paraje de la Cova Negra, pasando por las civilizaciones íbera, romana, visigoda y musulmana, y llegando a nuestros días. Todas ellas han dejado vestigios de su estancia, como costumbres, formas de vida, ciencia y cultura, que han hecho que Xàtiva haya sido, desde sus inicios, un enclave de referencia en este punto geográfico de la Península Ibérica.

Para los que no la conocéis, Xàtiva es una de las ciudades más monumentales de España: es la ciudad de los Papas Borja, Calixto III y Alejandro VI (siglo XV); del pintor José de RiberaEl Españoleto” (siglo XVI); de José de Paula Martí y Mora inventor de la taquigrafía y la pluma estilográfica (siglo XVIII); del investigador, cirujano y primer catedrático de medicina Lluis Alcanyís (siglo XV); Abu Masaifa, que aunque no nació en Xàtiva, se estableció en ella y creó la primera fábrica de papel de Europa (siglo XI) y del que por mucho que he buscado, no he encontrado datos de su vida. Y muchos otros.

Y hablemos de su Castillo; la fortificación más segura del Mediterráneo español, que está compuesto por dos castillos adosados que datan: la primera fase –El castillo Menor- construido por los iberos; la segunda fase el –Castillo Mayor- construido por los romanos, levantados ambos uno junto al otro y que parecen uno solo, encima de la montaña que protege a la ciudad por el sur y en cuya ladera existen vestigios del asentamiento musulmán como: La Nevera, La Cova de les Gotetes y los Aljibes, todos ellos excavados en la roca. También se conservan las ermitas de San Feliu, la más antigua de Xàtiva construida en el año 1265 sobre el solar de una basílica visigótica, y la ermita de San Josép construida sobre la peña del Bellveret en los límites de la muralla del castillo y data de los siglos XV-XVI.

Xàtiva ha tenido numerosos nombres a lo largo de su historia: Sait en la era íbera, Saetabis Augusta en la era romana, Setabis en la era visigoda y Medina Sateba en la era musulmana. Como consecuencia de la pérdida de la Batalla de Almansa en la Guerra de Sucesión por el trono de España y como humillación a sus pobladores, Felipe V incendió la ciudad (de ahí el apodo de “socarrats”) y la llamó Colonia Nueva de San Felipe. Durante la Primera República, en las Cortes de Cádiz, el Diputado Llorenç de Villanueva hijo de Xàtiva, recuperó el nombre de Xàtiva y la estableció como capital de la cuarta provincia de Valencia. Con la restauración de la Corona Borbónica, se le retira la capitalidad de la 4ª provincia y se castellaniza su nombre pasando a llamarse Játiva. Actualmente, desde que se instauró la Democracia en nuestro país, el primer Alcalde democrático D. Manuel Casesnoves, recuperó el nombre que marca nuestra identidad como ciudadanos setabenses, valencianos y españoles: Xàtiva.

En definitiva, la historia de Xàtiva es tan extensa, que tardaría años en contarla y no soy la persona más adecuada para hacerlo, pero en la información que dispondréis cuando esté terminada esta Página Web, podréis haceros una idea de la ciudad en la que vivimos.

 

José Giménez – AA.VV. BARRI NORD-OEST